La excursión hasta el Molí des Castellet se ha convertido en un acto anual para reivindicar su conservación. | Ultima Hora

4

En la jornada de este domingo se celebró la VII Pujada al Molí des Castellet. Un elemento patrimonial de propiedad privada pero muy querido por los calvianers. Es por ello que desde hace unos años se organiza esta excursión como una reivindicación para salvaguardar el molino.

Los organizadores de la edición de este año fueron la OCB de Calvià, el GOB, GADMA, Plataforma Pro-camins Públics i Oberts, ARCA Patrimoni, SOS Can Vairet y Amics del Patrimoni Cultural i Arqueològic d’Esporles.

Negociaciones

Maria Avellà, portavoz del grupo de organizadores y de amigos del Molí des Castellet, manifestó que «desde el Ajuntament de Calvià se han abierto conversaciones con la propiedad para poder acceder hasta el molino los domingos y lunes». Y es que recordemos que el camino hasta el molino permanece cerrado por una barrera. En la jornada de ayer, al llegar a la barrera los excursionistas leyeron un manifiesto exigiendo y recordando el derecho de paso, «un derecho histórico». Los participantes disfrutaron de un día de sol y en la cima junto al molino pudieron merendar y disfrutar del buen ambiente festivo que reinó durante todo el día.