Se ha vallado la zona a la espera que empiecen los trabajos de desmontaje de la barandilla. Los andamios se montarán la semana próxima. | Assumpta Bassa

1

El mirador de la Costa dels Pins estrenará, antes del inicio de la temporada turística de 2017, una nueva y atractiva imagen. La propuesta es un balcón al mediterráneo desde donde contemplar el mar y el horizonte. El Ajuntament de Son Servera ha iniciado, esta semana, la necesaria reconversión de este emblemático y visitado espacio con el objetivo de garantizar la seguridad de los usuarios.

La barandilla del mirador se encontraba en un estado constante de deterioro, producto de los candados que los enamorados han ido instalando en ella durante años, haciendo peligrosa la contemplación. La reforma supondrá un cambio de esta barandilla con la retirada de los candados pero, tras las peticiones populares, finalmente, el Ajuntament han decidido conservar estos elementos como decoración. La idea es hacer una escultura o panel con los candados y que se integre en la zona.

Esta semana se ha empezado con la señalización y todo está a punto para que se instalen los andamios para centrarse en los trabajos de desmonte de la barandilla. La actuación prevé la habilitación de una estructura metálica con una pasarela de madera con bancos para contemplar el paisaje.