El sábado a mediodía amerizó el primer hidro civil en la bahía, un híbrido de dos plazas. | Elena Ballestero

12

El equipo de gobierno municipal (Junts-UMP) muestra su preocupación por los efectos que el amerizaje de hidroaviones civiles pueda tener sobre la bahía de Pollença.

«No han solicitado ni disponen de autorización para un uso comercial, pero independientemente de eso, es una cuestión que nos preocupa. Tenemos claro que la bahía está sobresaturada y añadir más actividades de este tipo no sería nada conveniente», dijo este lunes el alcalde Miquel Àngel March.

El alcalde se compromete a estudiar a fondo cualquier iniciativa que se registre formalmente.

Cabe recordar que la bahía de Pollença se ha convertido en la única hidrosuperficie de España en la que los hidroaviones civiles pueden amerizar legalmente.

Noticias relacionadas