Parte de la delegación ‘pollencina’. A la derecha, el portavoz de UMP. | Redacción Digital

8

Vuelve la polémica por la participación del gobierno municipal en actos religiosos. Unió Mollera Pollencina critica en facebook a sus socios de Junts por su «nula implicación» en la Pujada a Lluc que organiza la Associació d’Antics Blavets y en la que participaron el pasado fin de semana más de cincuenta pueblos de Mallorca. Solo asistieron 70 pollencins.

Alternativa per Pollença (en la oposición), principal partido en la defensa de un gobierno laico, no comparte el parecer de los molleros.

Denuncia el nacionalcatolicismo de Junts «que patrocina actos religiosos como este con anuncios en la radio, en la web, inscripciones en las oficinas municipales, bus...».

La agrupación de Unió Mollera pollencina defiende en las redes sociales la tradicional Pujada a Peu de la Part Forana a Lluc como una «marcha hasta el centro espiritual de Mallorca que, además del componente espiritual que cada caminante quiera darle, es un acto festivo y deportivo de hermanamiento con los otros pueblos de la Isla que no merece ser ignorado por los que regentan en nuestro municipio».