Imagen de archivo de unos fuegos artificiales en Calvià. | Pere Bota

5

El Ajuntament de Calvià ha informado este viernes de que se han visto obligados a cancelar los fuegos artificiales que iban a cerrar las fiestas del rei En Jaume del municipio, debido a que la empresa a la que se le había encargado dicha actividad no cumplía los requisitos de seguridad obligados por ley.

Según el consistorio, los sucesivos planes de seguridad presentados han sido rechazados por la Delegación del Gobierno al no adecuarse a lo que manda la normativa.

«Desde el Ajuntament, velando por la seguridad del evento, se ha estado en conversaciones con la Delegación del Gobierno para intentar que la empresa subsanara las deficiencias», expresa el gobierno municipal.

Sin embargo, ante el incumplimiento y al no haber tiempo de contratar a otra empresa que pudiera hacerse cargo de organizar los fuegos artificiales, se ha optado por la cancelación de los mismos.

«El Ajuntament de Calvià lamenta que la ciudadanía no pueda disfrutar este año de los fuegos y anuncia que tomará medidas para reclamar responsabilidades y daños y perjuicios a la empresa».