La parcela de Son Durí, que el Govern quiere convertir en zona de aparcamiento, se encuentra situada entre el pinar situado a espaldas de la playa de sa Ràpita y la carretera que conecta esta localidad con el pueblo de Campos. Su superficie, de 21.186 metros cuadrados, forma parte de un Área Natural de Especial Interés (ANEI). | Pedro Aguiló Mora

10

La Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca del Govern prevé rescatar el viejo proyecto de aparcamiento en la finca de Son Durí para descongestionar el acceso a las playas de es Trenc a través de la localidad costera de ses Covetes. Así lo refleja la nueva versión del anteproyecto para la ley de declaración del parque natural es Trenc–Salobrar.

Tras descartar la ubicación de nuevas zonas de estacionamiento en sa Barralina, el departamento dirigido por el conseller Vicenç Vidal se ha fijado en una parcela situada en la finca de son Durí –a menos de un kilómetro en dirección a Campos del Club Náutico La Rápita– para ubicar la nueva área de aparcamiento. La zona ya cuenta con el vallado correspondiente ya que hace 20 años se inició un proyecto similar que no llegó a completarse.

Sea como fuere, hay que tener en cuenta –y Medi Ambient es consciente de ello– que este solar queda englobado en un Área Natural de Especial Interés (ANEI). La misma figura de protección que imposibilitó la construcción del hotel de sa Ràpita previsto en la misma finca de Son Durí en unas parcelas situadas al otro lado de la carretera, pero justo enfrente de las destinadas a albergar 706 vehículos, según prevé el Govern.