El monasterio de la Real Concepción de Sineu ocupa un edificio que fue residencia de los Reis de Mallorca. | Margalida Ramis

5

Una mujer hondureña de 43 años ha ingresado recientemente en el Real Monasterio de la Concepción de Sineu.

La entrada de la nueva monja es una novedad, ya que solo dos hermanas, de edad avanzada, habitaban en el monasterio. En los últimos años, la comunidad se había reducido de forma considerable (hace diez años diez hermanas lo habitaban) y su continuidad no estaba garantizada. El nuevo ingreso podría romper esta tendencia.

La abadesa, la hermana Paquita, explicó que la comunidad había solicitado el ingreso de una nueva monja para que las ayudara y asistiera en sus tareas. Sor Paquita cumplirá en breve los 69 años y padece una enfermedad que le impide hacer esfuerzos. Sor Anunciació, la otra hermana, tiene 87 años.

«Llevo un mes y medio en el monasterio y la verdad es que me he sentido muy bien acogida», declaró sor María Inmaculada, la hermana que acaba de llegar. Informó que es hermana profesa y que viene del departamento de La Paz.

El edificio que ocupa el monasterio fue un antiguo palacio de los reyes de Mallorca. Lo mandó construir el rey Jaume II. En 1583, el rey Felipe II de España hizo donación del inmueble a las hermanas concepcionistas, que siguen habitándolo.