A partir de las ocho de la tarde vecinos y visitantes empezaron a recorrer las distintas calles de la feria. | Joan Socies

3

La feria nocturna de Ariany celebró este sábado su XII edición con una notable participación tanto de expositores como de visitantes. La gastronomía y la artesanía, como en su primera edición, siguen siendo dos de los pilares esenciales de la feria. Pero a estos desde hace ocho años se unió la Mostra de Música i Ball de Bot, lo que se ha convertido en todo un aliciente y un revulsivo para la feria.

Las calles por donde discurre la feria llenas de hierbas aromáticas por el suelo ya son indicativo que no se trata de una feria cualquiera. Después la artesanía local, con la participación de distintos colectivos y artesanos, pone un toque de calidad a la muestra. Pero sin duda el plato fuerte de la noche fue un año más la gastronomía.

La demostración folclórica contó este año con la participación de agrupaciones de Andratx, Campos, Porreres, Petra o Santa Margalida entre otros.