El alcalde Jaume Servera (Més) quedó un poco sorprendido por la aparición en su despacho de una quincena de policías locales, pero los atendió. | Redacción Digital

32

La plantilla de la Policía Local de Sóller está «harta» del abandono que dice padecer por parte del equipo de gobierno. Más de la mitad de la actual plantilla se presentó este viernes en el despacho del alcalde Jaume Servera para exigirle el pago de las horas extras que «se les deben desde principios de mayo».

La plantilla está actualmente bajo mínimos, muchos servicios ordinarios deben cubrirse habitualmente con horas extraordinarias. Un portavoz del grupo de policías explicó que «el Ajuntament sí pagó a los agentes de otros municipios que acudieron para colaborar en los dispositivos de las fiestas de mayo, pero los de Sóller no hemos visto aún ni un euro y esta situación es insostenible». Afirman que «finalmente será el pueblo el que pagará las consecuencias, ya que sólo se cubrirá lo que se pueda y muchos actos donde la policía es imprescindible no quedarán cubiertos».

Últimamente varios agentes han pedido el traslado a otros municipios y el malestar en el equipo es grande y «hay mucho desánimo», afirman.