El deterioro de las dependencias del antiguo ambulatorio del Blanquer ha sido constante durante casi una década. | Maria Nadal

8

El gobierno central ya ha anunciado al Govern balear que no tiene ninguna intención de ceder las dependencias del antiguo ambulatorio de Inca para que se pueda habilitar y acoger las consultas externas del hospital de la ciudad.

Así lo informó este sábado el alcalde de Inca, Virgilio Moreno, que indicó que la propiedad del inmueble, la Tesorería General de la Seguridad Social, ya ha transmitido que su intención es sacar el inmueble a subasta.

Ante esta situación, el alcalde informó que el Ajuntament interpondrá una orden de ejecución contra el gobierno central para que limpie y mantenga en buenas condiciones el inmueble.

Si el Estado no responde a esta orden de ejecución, el Ajuntament actuará y pasará la factura a la Tesorería General de los Servicios Sociales.

Con esta negativa a ceder el edificio al IB-Salut, el Govern no podrá ejecutar su plan de trasladar las dependencias de las consultas externas y rehabilitación del hospital comarcal hasta el antiguo ambulatorio con la idea de ampliar el área de Urgencias que ha quedado pequeña debido a la demanda de los pacientes.