El edil Antoni Peña impulsa la nueva ordenanza municipal.

3

El Ajuntament de Inca pondrá fin a la barra libre de dejar material municipal (sillas, mesas, carpas, etc) a las asociaciones y ciudadanos sin control. En el próximo pleno se aprobará una ordenanza que contempla multas para los que no devuelvan el material en buen estado.

En la nueva normativa se contempla también la imposición de sanciones que oscilarán entre 50 y 1.000 euros para aquellos que no cumplan con las normas. El regidor de Participación Ciudadana, Antoni Peña, explicó que «se deberá devolver el material prestado en perfectas condiciones, si no es así los ciudadanos o entidades deberán pagar los desperfectos».

Además de abonar el material, los vecinos pagarán una multa que llegará a los 1.000 euros en caso de que las sillas, mesas, palcos o carpas que se hayan cedido se destinen a un uso lucrativo.

El alcalde, Virgilio Moreno, explicó que el nuevo reglamento nace con el objetivo de controlar la cesión del material que no estaba inventariado. A pesar de la nueva ordenanza, el Ajuntament dejará el material a los ciudadanos y entidades que lo soliciten con 15 días de antelación.