Un emisario, vertiendo agua insuficientemente depurada al mar. | R.L.

14

La Conselleria de Medi Ambient cambia de rumbo y contempla por primera vez la posibilidad de que la depuradora proyectada en Can Picafort no arroje el agua ya tratada al mar mediante un emisario.

El conseller Vicenç Vidal ha enviado una carta a las instituciones implicadas (el Gobierno y los ayuntamientos de Muro y Santa Margalida) en la que señala que de acuerdo con las informes del Ministerio estudiará que el agua depurada se aproveche para regar o para rellenar acuíferos explotados en lugar de verterla al mar.

Nadie a excepción del PP balear estaba a favor el emisario. Vistos los problemas que causan los emisarios de Palma o Eivissa, hasta los hoteleros de Can Picafort se oponían a ello. El Ajuntament de Santa Margalida también se opone rotundamente al emisario.