Joan Rotger y Tófol Barceló, en el solar de la escuela. | Elena Ballestero

13

Después de dos meses de búsqueda infructuosa de un solar adecuado para construir la nueva escuela de Caimari, el Ajuntament de Selva ha conseguido finalmente cerrar una opción de compra para hacerse con un solar de 7.258 metros cuadrados situados entre la iglesia y la piscina municipal. Pagará 300.000 euros. Parte de este solar se utiliza actualmente como aparcamiento municipal a través de un convenio entre el Ajuntament y la propiedad.

Los técnicos municipales serán los encargados ahora de redactar el anteproyecto de construcción del nuevo centro educativo (se ha hecho así para agilizar el proceso y evitar esperar al Ibisec) con la idea de iniciar lo más pronto posible los trámites para la declaración de interés general de la parcela. La finca tiene 260 metros urbanos y el resto del terreno en un área de transición.

Noticias relacionadas

Las consultas previas que ha realizado el Consistorio al Consell y a Educació permiten ser optimistas. No obstante, la opción de compra que irá la próxima semana a pleno está condicionada a la declaración de interés general.