El Museu del Calçat se encuentra en una gran nave del cuartel General Luque de la ciudad de Inca.

3

El Ajuntament de Inca se ha propuesto lanzar la ciudad turísticamente durante esta legislatura. Mientras se tramita la implantación de un sello de calidad en los comercios y se intenta tener presencia en Fitur el próximo año, la regidora del Museu del Calçat, Antònia Sabater, ha empezado a trabajar en el diseño del proyecto del museo para potenciar su atractivo de cara al turismo.

Para ello, han empezado las tareas para redactar un plan director del Museu del Calçat i de la Pell que está previsto que esté listo en un mes. «El objetivo es redactar este plan director y que se apruebe por pleno para contar con el apoyo de todos los grupos y que tenga continuidad en el tiempo», declaró Sabater, que añadió que «el presupuesto del museo se ha incrementado un 33% respecto al 2015, lo que nos permitirá disponer de un director a media jornada». Por su parte, el alcalde Virgilio Moreno, sentenció que el Museu del Calçat i de la Pell «tiene que ser un referente y un atractivo turístico en la ciudad de Inca». El Ajuntament trabaja también para intentar conseguir ayudas por parte del Govern balear y del Consell de Mallorca e impulsar la instalación tanto dentro de Inca como en la comarca.

Con estas pautas, el Ajuntament quiere conseguir incrementar el número de visitantes en la instalación, que ocupa una nave de 1.200 metros del cuartel General Luque. Durante el año 2015 visitaron el espacio 9.698 personas.

Mientras se trazan las líneas que se deben seguir, el Museu del Calçat continua en su día a día. Ahora, Sabater prepara una exposición para celebrar el Día Internacional de Museos que tendrá lugar el 18 de mayo y que este año liga su celebración al tema de los paisajes.