El parque solar de sa Marina de Llucmajor se reduce a la mitad y sale de las áreas protegidas

| | Llucmajor |

Valorar:
preload
Imagen de parte de las parcelas donde se prevé la instalación del parque solar.

Imagen de parte de las parcelas donde se prevé la instalación del parque solar.

01-04-2015

Los promotores de la planta fotovoltaica proyectada en sa Marina de Llucmajor están dispuestos a reducir a la mitad sus dimensiones respecto a las previstas inicialmente. Según la segunda versión del proyecto (redactado por la consultoría Cubic para la empresa Llucmajor Photovoltaic SL) y el estudio de impacto ambiental, actualmente en exposición pública, la superficie ocupada por el parque solar se reduce un 48,4 por ciento, pasando de las 97,4 hectáreas iniciales a las 50,2 actuales. Es decir, 47,2 hectáreas menos.

De esta manera, el número de placas solares también sufre recortes, concretamente del 34,5 por ciento. De los 204.120 módulos fotovoltaicos previstos en la primera versión del proyecto (tumbada por la Comisión Balear de Medio Ambiente), se pasa a 133.614. Eso significa que desaparecen un total de 70.506 placas. Asimismo, además de reducir la superficie donde se plantarán los módulos solares, Llucmajor Photovoltaics SL mejora también la integración de la instalación en el entorno mediante la creación de barreras vegetales de mayor espesor.

Sin embargo, desde el punto de vista ambiental, el principal avance del proyecto redimensionado en comparación al inicial redunda en que la planta solar sale de las zonas protegidas. El proyecto primigenio afectaba Zonas Especial de Protección de Aves (ZEPA) y terrenos en los que existen elementos patrimoniales declarados Bien de Interés Cultural (BIC). El proyecto se encuentra todavía en exposición pública, pueden presentarse alegaciones al mismo y luego la Comisión Balear de Medio Ambiente debe pronunciarse a favor o en contra de la revisión.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

nofret
Hace más de 3 años

molt bé que se dissimuli l'impacte sobre el territori sembrant ametllers per evitar l'impacte visual, la brutor tapada molesta menys. però 60 hectàreas de sol agricola convertits en ocupació industrial, es una barbaritat en una comunitat tant petita com les Illes Balears que pràcticament hem liquitat la nostra capacitat d'auto abastament alimentary. abans d'ocupar nous terrenys agrícoles, obligatòriament s'haurien d'aprofitar els centenars de milers de metres quadrats desaprofitats que hi ha a les terrasses i teulades dels polígons industrials i de tots els edificis publics.

Valoración:4menosmas

Estamos locos
Hace más de 3 años

De locos, en bandeja para que llegue COMPANY PEPERO Y LO AMPLIE.

Valoración:0menosmas

toni
Hace más de 3 años

No puedo entender cómo podemos evolucionar en materia energética, si el gobierno central pone impuestos al sol, el govern y los ecologistas ponen pegas a la energía eólica por impacto visual y por las aves, y las placas solares por ocupación del territorio e impacto visual. Lo de instalarlas en los tejados del polígono con placas, se tiene que pulir mucho, pues el mantenimiento sobre tejados es otra cosa, comparada con los instalados en el suelo. Hay que tener en cuenta que no hay otras formas de producción eléctrica.

Valoración:1menosmas

Tarsan
Hace más de 3 años

estic totalment d' acord amb Josep, tenim un futime de naus a poligons que se podrian tapar amb placas, ja se menjarian la corrent alla mateix fora transportarla, i defensariem axi la maravella paisajistica de l' illa que queda salvable. Als poligons el mal visual ja esta fet, llevor posar placas al damunt no feria mes fell, tot el contrari. el que pasa que que aixi du una micona mes de feina que a terra.

Valoración:12menosmas

Gaspar
Hace más de 3 años

Hablando de Sa Marina de Llucmajor, recuerdo como hace unos 32 años, donde esta actualmente Puig de Ros, un promotor empezó a construir unos pocos bungalows de unos 40 m2 , distantes unos de los otros, sin estropear con calles y demás la zona y al poco tiempo se lo paralizaron todo y allí quedó. Estas construcciones debían suponer un 0,0000001% de lo que actualmente está construido allí. A los pocos años, un tal Sr. Cabotá de promotor, en esos mismos terrenos levantó las urbanizaciones con edificios de 4 alturas, locales comerciales, infinidad de viviendas, adosados,.... que actualmente son Maioris, Puig de Ros y Sa Torre. Nunca he entendido como se pudo pasar de estar prohibido totalmente la construcción en esas zonas a tener una construcción desmesurada. Basta comprobar la densidad de población que hay en Sa Torre entrando a la derecha, algo parecido a un barrio de Palma.

Valoración:9menosmas

Josep
Hace más de 3 años

@Una profunda miseria. No volen energies contaminants ni la degradació de l'entorn natural. La seva postura es perfectament coherent amb el plantejament ecologista.

La contradicció aparent que tu assenyales reflecteix un fenomen molt habitual de les decisions humanes: De vegades has de rebutjar una cosa que t'agradaria (més plaques solars) per conservar-ne una altra que també té molt de valor (les zones protegides).

Valoración:9menosmas

Una profunda miseria mallorquina
Hace más de 3 años

Los ecologistas no quieren energías contaminantes, les dan energía solar y tampoco lo quieren: conclusión, son unos metepatas profesionales al servicio de extrañas políticas de no dejar comer a nadie porque tienen buenos sueldos y excelentes diccionarios de catalán en sus alcobas.

Valoración:7menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1