No se podrá aparcar en la zona Acire. La calle del Pla d’en Cosset es una de las zonas afectadas por la nueva normativa. | Assumpta Bassa

1

La oposición de vecinos y comerciantes al cierre del tráfico rodado en el centro histórico de Capdepera, no ha conseguido paralizar este proyecto. El Ajuntament sigue adelante con la tramitación, pese a que el equipo de gobierno (PSOE), está en minoría.

Los vecinos han registrado un documento en el Ajuntament con 609 firmas en las que se pide la derogación de la zona Acire (Área de Regulación Restringida) además de más plazas de aparcamientos. También solicitan que la regulación de la circulación en la zona sea consensuada con los vecinos y que el Ajuntament se defina respeto a la catalogación de la zona más antigua del núcleo urbano del pueblo.

La declaración de la zona Acire es un paso previo a la modificación de las normas subsidiarias para permitir la construcción de hoteles de interior. Hay dos proyectos en marcha en el centro. Uno de ellos contempla un hotel de lujo en el antiguo local de Ca ses Monges.