La réplica del galeón se construyó con motivo de la Exposición Universal de Sevilla en 1992. Completó la vuelta al mundo entre 2004 y 2006. | Julián Aguirre

La Nao Victoria es el barco de Fernando de Magallanes. Fue la primera nave en dar la vuelta al mundo en el siglo XVI. El próximo 30 de marzo atracará en el Port d’Alcúdia la única réplica del barco original que hasta el momento ha completado la vuelta al mundo. Será su única escala en Balears. La nave, construida para la Exposición Universal de Sevilla en 1992, es propiedad de la Fundación Nao Victoria, que ofrece visitas guiadas. El barco estará en Alcúdia hasta el 3 de abril.

El galeón tiene cuatro cubiertas, además del camarote del capitán y distintas áreas de vida a bordo. Con una superficie útil de 120 metros cuadrados, tiene capacidad para un centenar de personas. El exterior es espectacular, con 290 metros cuadrados de superficie vélica, tres palos, seis velas, 26 metros de eslora y 6,70 de manga.

El barco permite revivir las hazañas de los dieciocho tripulantes que, bajo el mando de Juan Sebastián Elcano fueron los primeros en dar a conocer el tamaño real de la Tierra.

La historia recuerda mucho una curiosa historia local, poco conocida, la del marinero Miquel Ramis, que formó parte de la tripulación del Numancia, el primer acorazado en completar la vuelta al globo a mediados del siglo XIX. El archivo histórico de Alcúdia da cuenta de las hazañas de Ramis, que investigó Joan Darder en el marco de unas jornadas de estudios locales. Se conserva en el archivo el cuaderno de bitácora del tripulante con un extenso álbum fotográfico.