Autoridades y representantes de Estel de Llevant en la colocación de la primera piedra del nuevo centro. | Ajuntament de Manacor

1

La asociación Estel de Llevant, que desde 1996 trabaja en la comarca de Manacor para y con las personas con problemas de salud mental y sus familiares, ha puesto este lunes la primera piedra de la futura sede de la entidad, que, según explicó el gerente Guillem Febrer, «sólo será posible con la ayuda solidaria de todos los que quieran apoyar la campaña 'Un nuevo espacio para la salud mental'». Se trata de una iniciativa para recaudar los fondos que todavía hacen falta para hacer frente a la reforma a la vez que se quiere implicar a la sociedad para dar visibilidad a las enfermedades mentales. Esta campaña se concreta en la organización de acciones como una prueba deportiva el 10 de septiembre de 2016, un vuelo de cometas en la ciudad de Manacor con la implicación de las escuelas el 3 de junio y un concierto en colaboración con la Banda de Música de Manacor.

«Es un día histórico, que es posible gracias al esfuerzo y la colaboración de muchas entidades y personas que han creído en lo que somos y en lo que hacemos»», destacó Manuel en nombre de todos los usuarios de la entidad. En este sentido, Febrer destacó durante su intervención que una parte de los fondos que la asociación invierte en las obras de rehabilitación provienen del centro especial de empleo, unos beneficios que la entidad ha generado gracias al trabajo de los usuarios. «Es un edificio catalogado por su valor histórico, que se encuentra situado en el centro de la ciudad, ya que a los que formamos Estel de Llevant nos hace mucha ilusión devolverlo rehabilitado a la ciudad, ya que cientos de ciudadanos nos han ayudado desde 1996 y ahora somos nosotros los que queremos devolver este esfuerzo a la sociedad».

Además del gerente y de la presidenta de la entidad, Maria Nicolau, han asistido al acto la concejala de Servicios Sociales del Ajuntament de Manacor, Maria Bel Bauzà; la consellera de Serveis Socials, Fina Santiago; la consellera insular de Benestar i Drets Socials, Margalida Puigserver; los representantes de los ayuntamientos de la comarca; los patrocinadores privados del proyecto, además de los usuarios de Estrel de Llevant. Desde el Consistorio manacorí, Maria Bel Bauzà ha puesto el Ajuntament a disposición de la asociación «porque queremos seguir ayudando a hacer visible la enorme tarea que hacéis y porque queremos que entre todos conseguimos los fondos que hacen falta para terminar la rehabilitación».

Edificio singular

Guillem Matos, el arquitecto que ha elaborado el proyecto de rehabilitación para convertir una antigua fábrica en la sede de la asociación, explicó que «la obra se realizará por fases, permitirá recuperar un edificio catalogado y convertir su torre en un hito en la ciudad». Explicó que la torre del edificio tendrá una escalera que conectará todas las plantas del edificio. En la planta baja se ubicará la recepción, las salas de terapia, el centro ocupacional y los talleres, la cocina y el comedor, además de los despachos de los diferentes profesionales de la entidad. En las plantas superiores se ubicarán los servicios de inserción laboral y la zona de formación.

Desde la asociación explica que este proyecto «supone mucho más que disponer de un edificio con más capacidad e instalaciones más buenas. Es el espacio desde donde más personas con un trastorno mental podrán avanzar en su autonomía personal e integración social y laboral con mejores condiciones; es el espacio desde donde el equipo de profesionales podrá darles el apoyo necesario, con la misma implicación que ahora pero con más recursos; y es, también, el espacio donde las familias participarán en este proceso con las herramientas adecuadas. Es, en definitiva, un nuevo espacio para la salud mental para toda la sociedad de la comarca».

160 personas atendidas en 2015

La actividad y los servicios de Estrel de Llevant han registrado un crecimiento importante. En 2015 la entidad atendió 160 personas con problemas de salud mental en los diversos servicios: centro ocupacional, inserción laboral, centro especial de trabajo y formación dual. El número de usuarios atendidos se ha multiplicado por 5 respecto del año 2008, fecha en la que se atendían sólo 30 usuarios. Todo con un equipo de 34 profesionales, más de 20 voluntarios y 190 socios. «Y, sobre todo, con unos resultados muy satisfactorios como demuestra el hecho de que aproximadamente el 35% de los usuarios del centro ocupacional progresan hacia otros servicios como el de inserción laboral». Además, el 82% de las personas atendidas en el programa de inserción laboral ya trabajan a través del centro especial de trabajo o empresas externas.