Inminente regreso de la luz al barrio de es Garrigó en Bunyola

| Bunyola |

Valorar:
preload
Lugar en el que David Grimaldos se electrocutó falleciendo pocos días después.

Lugar en el que David Grimaldos se electrocutó falleciendo pocos días después.

01-09-2014 | T. Ayuga

Tras más de un año a oscuras, después del luctuoso suceso del mes de agosto de 2014 en el que un joven palmesano de 18 años perdió la vida al electrocutarse con una farola del alumbrado público, el barrio de es Garrigó está a punto de recuperar la luz.

Desde la Direcció General de Política Industrial del Govern han señalado que el expediente que permitirá devolver el suministro eléctrico a la zona está prácticamente resuelto y que solo resta la visita de un técnico a la zona que se hará de forma inminente.

El Ajuntament de Bunyola ya ha terminado las obras de renovación de las farolas en es Garrigó, instalando nueve puntos de luz con lámparas led, lo que permitirá una reducción del consumo eléctrico del 70 por ciento. Las antiguas farolas ahora sustituidas se encontraban en muy mal estado.

Es Garrigó se encuentra en la zona de entrada al pueblo desde Santa Maria y sufrió la interrupción del alumbrado público cuando el juez instructor del caso del joven electrocutado ordenó el precinto del cuadro general de control, medida que no fue levantada hasta el pasado mes de septiembre. La muerte del joven David Grimaldos se produjo durante una fiesta de los quintos en el mes de agosto del año 2014, en una farola del paseo Antoni Estarellas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.