Los políticos se hacían la foto junto a las grandes paellas de su partido. | Redacción Digital

Las macropaellas gratis de los partidos políticos durante la fiesta de Santa Magdalena se han acabado. El Pacte per Inca ha decidido poner fin a los arroces para casi 2.000 personas que cocinaban los dos partidos mayoritarios (PP y PSOE) de la ciudad y apuesta por recuperar el carácter más tradicional de la fiesta que se celebra el domingo después de Pascua.

Para ello, la junta de gobierno del Ajuntament de Inca aprobó este miércoles las nuevas bases que regularán el tradicional concurso de paellas, que este año llega a su 43ª edición. Al contrario de lo que ocurría en otras ediciones, las personas interesadas en participar en dicho concurso podrán cocinar sus creaciones para un máximo de 50 comensales y solo se podrán inscribir hasta 30 paellas en el certamen. Evidentemente, también se podrán cocinar arroces fuera del concurso.

Con esta medida el Ajuntament quiere potenciar la fiesta y recuperar la tradición de la misma. «Queremos que la gente suba a Santa Magdalena a comer las últimas empanadas y que disfrute de la jornada de hermandad que se vive cada año en Santa Magdalena», según palabras del alcalde.

De esta manera, las bases del concurso han eliminado la categoría de paella más grande (que ganaba siempre el PP) y han propuesto los premios al mejor gusto y a la mejor presentación.