Inico de las obras de construcción del golf, en 2010, amparadas por una licencia declarada ahora nula. | Julián Aguirre

3

Con los únicos votos a favor de la derecha, la abstención de UiM (independientes) y la oposición de la izquierda, el Ajuntament de Muro acordó este lunes recurrir la sentencia que declara nula la licencia de obras para levantar el campo de golf de Son Bosc, una finca ubicada junto al parque natural de s’Albufera.

Al margen de las posibilidades que tiene el recurso del Ajuntament de prosperar, es muy poco probable que el campo de golf se llegue a levantar, teniendo en cuenta que la zona fue protegida por la Unión Europea en 2010. No obstante, de ganar el recurso, el Consistorio murer podría ahorrarse decenas de miles de euros en posibles indemnizaciones.

El gobierno justifica su voto a favor de recurrir en un informe jurídico encargado a Fornell Consultors que cuestiona varios puntos del fallo judicial.

La oposición, y especialmente MÉS per Muro, atacó con dureza la decisión del gobierno de recurrir.

Noticias relacionadas