Hace más de 35 años que los caravanistas disfrutan de la Comuna de Lloret. | J. Socies

15

Los clubes de caravanistas que históricamente han estado instalados en la Comuna de Lloret impugnarán judicialmente su expulsión.

Consideran que tienen «derechos adquiridos»: hace más de 35 años que hacen uso de la Comuna cuando la declaración del espacio como ANEI es más reciente, explicó Antoni Gomà, el abogado de los clubes de caravanas.

La expulsión de los caravanistas es consecuencia de un informe jurídico pedido por la oposición sobre si dicha actividad está permitida o no en la Comuna. El secretario municipal del Ajuntament de Lloret aún no ha emitido el informe, pero lo hará próximamente. Entonces, el alcalde se verá «abocado» a ordenar a los caravanistas que abandonen el espacio.

El abogado añadió que los caravanistas hace años que pagan tasas al Ajuntament para hacer uso del espacio y recordó que el plan de usos de la Comuna, aprobado hace un par o tres de años por el propio Consistorio llorità, prevé la actividad. Los caravanistas pedirán también al Consell la desclasificación provisional de parte de la Comuna como ANEI para permitir su actividad.