Los regantes aportan a la red el 90 por ciento de las necesidades, pero los niveles bajan. | Lluc Garcia

1

El Ajuntament de Sóller y la empresa adjudicataria del servicio de aguas, Aqualia, están elaborando un «decálogo de buenas prácticas» en relación al ahorro y el uso responsable del agua. Según el concejal de Medio Ambiente, Josep Ll. Puig, «ante la preocupante situación de falta de lluvias, empezamos a preparar estas medidas preventivas que Aqualia hará llegar a la población a través de sus canales de comunicación con los abonados». Puig quiere que la campaña incluya «visitas a las escuelas para concienciar a los menores de que la actual situación hídrica de nuestro municipio es preocupante».

Por otra parte el Ajuntament solicitará al Govern que el sistema de conducción de Sa Costera, que es reversible y en un momento dado puede conducir agua desde s’Estremera (Bunyola) hacia el Valle, «se ponga a prueba, ya que desde su construcción «no se ha empleado ni probado en ninguna ocasión».

De momento los manantiales de Sóller gestionados por el Sindicato de Riegos todavía aportan casi un 90 por ciento de los recursos necesarios para la red pública, mientras que los pozos municipales aportan solamente el 10 por ciento.