Imagen de la brigada que participa en la campaña contra la procesionaria.

3

El Ajuntament de Son Servera ha activado el protocolo de control de la procesionaria del pino en función del ciclo biológico anual de esta plaga que este año se ha adelantado a raíz de las elevadas temperaturas y la ausencia de lluvias.
Según ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Miquel Espases, entre finales de enero y principios de febrero se ha actuado contra las bolsas de los pinos situados en zonas urbanas del municipio y de más de 20 particulares que tenían dificultades para eliminar las bolsas de los pinos afectados dentro de su propiedad.

Ha comentado que el control de la plaga se hace eliminando las bolsas de los pinos de forma manual por parte del Servicio de Jardinería Municipal, o con el uso de armas con los voluntarios de la asociación de cazadores ' la Veda 'de Son Servera y la colaboración de efectivos de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local.

Noticias relacionadas

«Quiero agradecer muy especialmente al presidente de la asociación de cazadores, Tomeu Mas, su inestimable colaboración, junto con la de todos los voluntarios que han participado y dado respuesta a las dificultades que presentaban los particulares afectados por la procesionaria, a además de varias zonas públicas del municipio con presencia de pinos infectados», dijo Espases.

Por otra parte, el concejal ha recordado que anualmente el Ajuntament pone a disposición de los ciudadanos trampas de feromona para colocar los pinos entre los meses de junio y julio, aunque avisa de que estas trampas «tienen la función de atrapar las mariposas pero no las orugas».

También un pico al año se realiza un tratamiento de endoterapia los pinos situados en zonas públicas que tienen gran afluencia de niños, como los parques infantiles o la guardería de Cala Millor, entre otros.