Desde el GOB, Margalida Ramis y Xavier Mas informaron que se están preparando una serie de alegaciones a los expedientes abiertos en el Ajuntament de Campos. | Assumpta Bassa

22

Campos es una de las zonas de Mallorca que registra uno de los menores índices de lluvia. Los campos de polo suponen un excesivo consumo de recursos hídricos. Éste es uno de los motivos principales por lo que el Grup d'Ornitologia Balear (GOB) se opone a la legalización del campo de polo de sa Barralina y a la autorización de uno nuevo en la misma zona, «que ya está construido». Así lo puso de manifiesto el grupo ecologista, que pidió públicamente la paralización de estos proyectos junto con el de un nuevo agroturismo en espacio natural protegido.

Desde el GOB, Margalida Ramis y Xavier Mas informaron que se están preparando una serie de alegaciones a los expedientes abiertos en el Ajuntament de Campos. «Desde hace tres semanas están a exposición pública tres proyectos relacionados con un agroturismo y dos campos de polo en la finca de sa Barralina. Todos están a nombre del mismo propietario», explicaba Ramis.

El grupo ecologista denunciaba que «el campo de polo que se pretende legalizar ya está en funcionamiento desde hace años y del que ahora se pide autorización ya está construido».

Asimismo explicaban que «a través de la ley Delgado se ha podido legalizar un agroturismo que ya funcionaba desde hacía años. Con la ley Company intentan legalizar el campo que ya está en marcha y piden la construcción de uno nuevo además de otro agroturismo».