La Fortalesa goza de una posición estratégica y privilegiada solo accesible por tierra a través de la zona militar. | M.D.

11

El coronel jefe del aeródromo militar de Pollença, Román Carlos Martínez, facilitará el camino para que se programen por primera vez visitas guiadas periódicas al bien de interés cultural de la Fortalesa de Pollença.

«Entiendo que no puede haber ningún problema para permitir el paso de visitas hacia la Fortalesa, siempre y cuando se tramite el correspondiente permiso. Existe una entrada en el perímetro, fuera de la unidad que es la que actualmente utiliza la propiedad y que no interrumpe la actividad en la base ni entra en zonas de seguridad. Bastaría que avisaran en tiempo y forma y se les abriría», afirma Martínez.

El regidor de Urbanismo de Pollença, Bartomeu Cifre Bennàssar (Junts), se reunió recientemente con los representantes de la propiedad del BIC para negociar la apertura a las visitas en cumplimiento de l artículo 34 de la Ley de Patrimonio de las Illes Balears que obliga a los propietarios de bienes de interés cultural a permitir una visita pública al menos cuatro días al mes en días y horas previamente concertadas.

Según fuentes jurídicas del Consell, la propia ley prevé que en casos justificados el Consell pueda dispensar total o parcialmente a la propiedad del cumplimiento de la norma pero la exención es una figura que apenas se ha utilizado en la Isla.