El regidor Àngel Garcia durante la presentación de la iniciativa de donar el aceite obtenido de los olivos de Serral de ses Monges. | Ajuntament de Inca

En el Parc del Serral de ses Monges hay unas 200 olivos; de todos unos 50, según el técnico municipal, han dado un fruto ya adecuado para su consumo. Por esta razón, desde el área de Medio Ambiente se ha decidido recoger las aceitunas para su aprovechamiento. Todo se ha llevado a una almazara para elaborar aceite.

«Pensamos que sería positivo que esta actuación revirtiera de alguna manera a la sociedad y hemos decidido repartir el rendimiento entre el comedor social de Cáritas y la residencia Miquel Mir», declaró el teniente alcalde, Àngel Garcia, responsable del área de Medio Ambiente. Se han obtenido doce litros de aceite, ya que el aprovechamiento ha sido del 13 por ciento. De cara a los próximos años, a medida que los árboles sean mayores, subirá esta cantidad.

Olivos

Desde el Consistorio recuerdan que estos árboles se plantan por cada niño que ha nacido en la ciudad. La iniciativa comenzó con la quinta del 2011 y se sembraron en 2012 y así con cada grupo de nacidos en Inca. Las variedades plantadas son arbequina y picual.

La extensión ha quedado cubierta, por lo que se decidió poner otras variedades en otras zonas. «Desde el Ajuntament queremos continuar con actividades como estas para que los inquers conozcan y disfruten de un espacio único en el municipio», comentó Garcia.