Aproximadamente en ese punto se ubicaría el chiringuito. Es un extremo de la playa de Sa Canova. | Antoni Pol

37

Además de chiringuito, las playas de Son Serra de Marina podrían disponer de otros servicios para los bañistas como hamacas y sombrillas. De hecho, el Ajuntament de Santa Margalida tiene la intención de solicitar la bandera azul, un distintivo que reciben aquellas playas que prestan una serie de servicios relacionados con la accesibilidad y la seguridad, además de cumplir ciertos requisitos medioambientales. De salir adelante este plan, el carácter de la playa de Son Serra –y la urbanización– cambiarían sustancialmente.

Joan Monjo, teniente de alcalde y delegado de Can Picafort, informó de que se pretende instalar un chiringuito de 20 metros cuadrados con una terraza de otros 50 en el tramo de arenal que queda entre la desembocadura del torrente de na Borges y las últimas casas de la urbanización. Asimismo, se ha pedido permiso para instalar un centenar de hamacas, 50 sombrillas y artefactos flotantes (velomares o algo similar). El chiringuito se instalaría entre la desembocadura del torrente y las últimas casas de la urbanización. Esta zona está protegida como LIC, por lo que deberá tener el visto bueno de Medi Ambient. En caso de que el Govern deniegue el permiso, Monjo indicó que «lo pondremos donde nos dejen».

Por otra parte, de que un particular ha pedido permiso para instalar otro chiringuito en la otra playa, la ‘Platja petita’. El chiringuito se montaría en un solar privado.

Noticias relacionadas

Debe recordarse que una iniciativa en change.org ha recogido ya más de 2.600 firmas contra los chiringuitos en SonSerra. La izquierda vilera (Suma) ha anunciado también su oposición.