El multimillonario empresario británico Richard Branson recupera la finca de Son Bunyola trece años después.

12

Richard Branson, uno de los hombres más ricos del mundo, dueño de un patrimonio neto estimado de unos 5.000 millones de euros, vuelve a Son Bunyola.

El magnate británico ha cerrado este semana en Londres la compra de la espectacular ‘possessió’ situada en Banyalbufar por unos 11 millones de libras esterlinas, unos 15,3 millones de euros, que le pertenecía hasta 2002 cuando la vendió a los Hore, un matrimonio inglés que pagó unos 18 millones de euros por la finca de 260 hectáreas. De esta extensión, 300.000 metros cuadrados se destinaban al uso turístico.

Branson ha recomprado la finca a los Hore a través de una de sus sociedades, Virgin Hotels Group Limited, según las fuentes consultadas por Ultima Hora, y su intención es la de explotar en la zona un agroturismo ‘cinco estrellas’.

Ese sería el primer paso de una ambiciosa estrategia empresarial de Branson para invertir en Mallorca y en otras zonas de España, siempre enfocada al sector del alojamiento turístico.