Antoni Fluxà, en una imagen de archivo. | Ultima Hora

6

Antoni Fluxà Rosselló ha fallecido este viernes. Pertenecía a una de las principales sagas empresariales de Mallorca. Su vida profesional estuvo ligada al sector del calzado, bajo la conocida firma Lottusse.

La compañía, que en 2012 celebró su 135 aniversario, mantiene el centro de producción en Inca. En la actualidad, el hijo de Antonio, Juan Antonio, ya ha tomado el relevo en la dirección de la compañía. Su hermano Miquel es el presidente del Grupo Iberostar y Llorenç es el creador de la internacional firma Camper.

La saga se remonta a 1877. Antonio Fluxà (abuelo del hoy fallecido), conocido en Inca como 'Mestre', trajo de un viaje a Inglaterra los nuevos métodos de producción industrial en calzado y abrió en Inca la primera fábrica de zapatos de la isla. Antoni Fluxà dedicó 56 años de su vida al sector del calzado, como él mismo narra en un vídeo de la página web de la firma.

Antoni Fluxà Rosselló nació en Inca el 12 de abril de 1936. Líder de la tercera generación de la empresa, respiró desde su infancia la pasión por Lottusse que le transmitieron su padre, Lorenzo Fluxá Figuerola, y su abuelo, Antonio Fluxá Figuerola, fundador de la casa en 1877, artesano zapatero, pionero e impulsor de la industria del calzado en Inca, y alma de una forma de entender la pasión por el trabajo, la artesanía y los orígenes que trasciende las generaciones, como se explica en una nota de prensa difundida por la empresa tras el fallecimiento.

Fluxá creció junto a la fábrica que años más tarde modernizó, para afrontar los retos de un entorno competitivo global. En ese tránsito que conecta las raíces de Lottusse con el futuro le han acompañado sus hijos, Juan Antonio, Maribel, Lorenzo y Catalina, la cuarta generación de Lottusse, que ahora toma definitivamente las riendas del legado.

“Lo mismo cuesta hacer una cosa bien hecha que una cosa mal hecha, la dedicación es siempre la misma, solo hay que fijarse un poco más”, defendía el presidente de Lottusse, cuya filosofía vital y empresarial resumía el mismo en tres rasgos: “Calma, tacto y paciencia”.