Imagen del litoral de la Serra de Tramuntana. | Redacción Local

13

En alguna cosa coinciden las asociaciones de pescadores profesionales y recreativos: en la creación de una reserva marina en aguas de la Serra de Tramuntana.

De esta manera, los pescadores aficionados se suman a la petición de la Federació Balear de Confraries de Pescadors de solicitar al Govern una zona protegida entre Banyalbufar y Pollença.

Desde la Asociación Mallorquina de Pesca Recreativa Responsable, su presidente, Bernadí Alba, asegura que la «densidad de pesca es hoy un 90 por ciento menor a la que había hace unos años». En declaraciones al programa ‘Hoy es el día’ de Última Hora Radio, Alba reconoce que son datos que «ponen los pelos de punta».

En este sentido, el representante de los pescadores recreativos coincide con su homólogo en el sector profesional, Antoni Garau, en la necesidad de «hacer algo» para revertir la situación. «Toda persona que ame el mar sabe que esto se tiene que arreglar», afirma Bernadí Alba. En cuanto a la escasez de recursos pesqueros, el presidente de la Asociación Mallorquina de Pesca Recreativa Responsable asegura que en aguas de la Serra de Tramuntana la captura de especies como el dentón o la serviola es hoy «difícil».

Noticias relacionadas

Preguntado por los motivos de la ‘desaparición’ de los recursos pesqueros, Alba los atribuye, principalmente, a la acción de las barcas de cerco provenientes de los puertos mediterráneos de la Península, «que se los llevan de aquí delante de nuestras narices».

Tras una semana de cruce de acusaciones, los sectores pesqueros privado y recreativo coinciden en la necesidad de crear una reserva marítima en aguas de la Serra de Tramuntana, una iniciativa que contribuiría a solucionar el grave problema de recursos pesqueros que padece la zona que ha provocado también la desaparición de más de la mitad de pescadores artesanales que tradicionalmente faenaban en este sector del litoral insular.