El pasado viernes hubo movilizaciones y se inició una recogida de firmas entre los afectados. | Guillem Mas

Hartos de polémica educativa que se arrastra desde hace años, las asociaciones de padres y madres de todos los centros públicos y concertados de Manacor han decidido hacer piña y proponer una solución a la Conselleria d'Educació que evite la nueva línea de Infantil para alumnos de cuatro años que se prevé ante las elevadas ratios.

La escolarización de ocho alumnos, que desborda las aulas, ha hecho que Educació se plantee una nueva linea en uno de los tres centros de Infantil de la ciudad: Molí d'en Xema, sa Graduada y Jaume Vidal. El pasado viernes, todas las asociaciones de padres y madres se reunieron para «tomar una decisión y tener paciencia» hasta la reunión prevista para el miércoles con el conseller Martí X. March.

En caso que no sea tenida en cuenta por el Govern, las asociaciones se reservan el derecho a la movilización a parte de la recogida de firmas que ya se inició el pasado viernes.