Imagen de este verano de la playa de ses Covetes. | J. Socies

15

Los empresarios y propietarios de los bares y restaurantes de ses Covetes, en Campos, tienen muy claro el balance de la temporada a pocos días de finalizar el mes de septiembre. «No ha sido un verano normal. La mayoría de días hemos tenido un 50 por ciento menos de clientes» o «la caja se ha reducido en un 40 por ciento».

Estos son algunos de los testimonios de los empresarios de ses Covetes que en los primeros días de verano vieron cómo el Ajuntament precintaba el aparcamiento que permitía el acceso a la mayoría de turistas a los arenales de es Trenc y ses Covetes.

Todos los empresarios de ses Covetes tienen muy claro quién es el culpable de este descenso en el número de clientes y visitantes. «El aparcamiento era el pulmón de ses Covetes, si antes teníamos mil coches al día ahora con 400 nos hemos tenido que conformar todos». «Ahora notamos que los clientes mallorquines habituales de cada verano empiezan a venir, pero ahora, en septiembre».

Para la temporada que viene ninguno de los empresarios conoce o sabe qué va a ocurrir. «Desde aquella reunión antes del verano con el Ajuntament no hemos vuelto a tener un contacto oficial». Sin duda, si los bares, restaurantes y el supermercado han salvado la temporada ha sido debido a la apertura de otro aparcamiento alegal en la zona y que no ha sido denunciado hasta el momento.