Imagen aumentada de un ejemplar de mosquito tigre. | Redacción Digital

11

Marratxí es uno de los municipios mallorquines más afectados por el incremento de la población del mosquito tigre, Es por ello que el Ajuntament presidido por el alcalde Joan Francesc Canyelles (Més) se ha lanzado a la caza de las larvas de este insecto, después de que en el último año se haya multiplicado su presencia.

La concejal de Limpieza Vial y Mantenimiento de Parques y Jardines, Cristina Alonso (PSOE), informó el pasado lunes de las actuaciones que el Consistorio marratxiner está llevando a cabo en los diferentes núcleos del término para prevenir, controlar y acabar con la población de mosquitos tigre.

Acompañada por el técnico Míkel Bengoa, Alonso recordó que Marratxí es uno de los 14 municipios de Mallorca donde se está llevando a cabo este proceso, que consiste en hacer muestreos de mosquitos adultos para luego localizar los focos de cría y, por último, practicar un tratamiento para acabar con las larvas.

De esta manera, durante la fase de muestreo previa realizada durante este verano se han instalado en Marratxí un total de 34 trampas, cuyas capturas han servido para demostrar que la población de mosquito tigre en el municipio se ha multiplicado con respecto al año pasado.

Los principales focos de cría del mosquito tigre corresponden a espacios de agua poco profundos y estancados, y en ningún caso a piscinas o safarejos. De esta manera, las autoridades municipales recomiendan vigilar las zonas donde se acumulan pequeñas cantidades de agua e invitan a realizar un tratamiento perimetral con insecticida de persistencia. Se trata de un preparado larvicida biológico que, según Míkel Bengoa, no afecta a animales ni a personas y que elimina las larvas en poco tiempo.