Las obras empezaron a principios de julio y tenían un plazo de ejecución de seis semanas. | Redacción Digital

5

Més per Muro ha denunciado un «grave» retraso en la ejecución de las obras de mejora de la red de agua potable de la calle Santa Anna. El regidor de Més, Miquel Àngel Tortell, atribuye este retraso a que «se han conectado las aguas residuales de unas 30 casas, lo que no estaba previsto en el proyecto inicial y se ha detectado a raíz de la apertura de la acequia».

Tortell critica esta situación y denuncia que «el Ajuntament no explique los motivos del retraso de las obras, que tenían que estar listas hace dos semanas, a los afectados».

Desde el Ajuntament informaron este miércoles de que «la empresa se ha comprometido a tener las obras listas el 11 de septiembre». Por lo que se refiere a las actuaciones, desde el Consistorio indicaron que «se reparan las acometidas de las aguas fecales, se renueva la red de agua potable, además de reconstruir la red de pluviales y los imbornales». Con respecto al retraso de las obras, las mismas fuentes apuntaron a que se debe a la complejidad de la obra.