Imagen de Cala Varques, una de las playas vírgenes más emblemáticas del municipio. | J.Sitges

14

El Ajuntament de Manacor ha decidido excluir de su promoción turística sus calas vírgenes. La intención del nuevo equipo de gobierno es preservar las playas naturales y evitar la actual masificación que sufren puntos como Cala Varques o Cala Petita.

Así lo anunció la regidora de Turismo, Amanda Fernández, durante la presentación de la nueva guía turística del municipio que contó con la presencia de la anterior responsable Maria Magdalena Sureda. La presencia de Sureda se debe a que el catálogo es una versión mejorada del publicado en la anterior legislatura. También estuvo presente Magdalena Torres, técnica de Turismo.

En este nueva guía se ha apostado por dirigirse a un turismo de mayor calidad.

La novedad del nuevo equipo de gobierno es la apuesta por el ecologismo y la concienciación de los visitantes. La idea de no promocionar las calas vírgenes, en favor de playas como las de s’Illot, Porto Cristo o Cala Mendia, está directamente relacionada con la preservación de las costas.

Noticias relacionadas