Tramo del vial alternativo que conduce hasta Consolació y que esquiva la parte de la carretera que se hundió en agosto de 2007. | Guillem Mas

5

Los vecinos de Santanyí ya pueden volver a visitar su venerada imagen de la Mare de Déu de Consolació, casi ocho años después de impedírselo el hundimiento de una parte de la carretera que accedía al Santuario a causa de la actividad de la cantera sa Creu.

Mientras el caso por responsabilidad todavía está en los juzgados y al alto coste de reparación de la vía principal, durante estos últimos años, el Bisbat de Mallorca y el Ajuntament de Santanyí han trabajado para la adecuación de un camino alternativo que posibilite la llegada a Consolació. Ahora, y tras meses de retraso en las obras, el retorno es una realidad.

La actuación ha costado 82.233 euros, cifra sufragada en un 60 por ciento por el Consistorio y el resto por el Bisbat. Al tratarse de un Área Natural de Especial Interés (ANEI), zona protegida, el proyecto se ha tenido que ajustar al máximo al medio ambiente.