Cuando el párking central de ses Casetes des Capellans esté completo, sólo podrán entrar los ‘murers’ con tarjeta Acire. | Clara Ferrer Capó

24

El caos de coches en ses Casetes des Capellans por la desorganización y la falta de aparcamiento parece ser que llegará a su fin o, al menos se calmará la situación. El Ajuntament de Muro celebrará una reunión informativa el próximo martes 28 a las 21.30 horas en el Teatre Municipal de la localidad para hablar con los vecinos y explicarles la medida que se quiere llevar a cabo próximamente: repartir tarjetas Acire a todos los murers para que únicamente ellos puedan acceder a la urbanización.

Desde hace tres años, los fines de semana hay unos guardias de seguridad, de una empresa privada contratada por el Ajuntament, que vigilan el parking central y desvían los coches cuando está lleno.

Toni Serra, regidor del Ajuntament de Muro que se ocupa de la zona costera, es consciente del caos y del descontento de vecinos y restauradores. Por ello, con la medida del Acire se pretende acabar con el exceso de vehículos. «Queremos poner Acire para que sólo los murers puedan entrar dentro de la urbanización de Capellans. Cuando el párking esté completo, aquellos que no tengan la tarjeta Acire no podrán entrar».

Noticias relacionadas

Los fines de semana, si no hay ningún sitio, los que no estén empadronados en Muro tendrán que aparcar en otro lugar. De todas maneras, Serra advierte que se trata de una «prueba» y que si no hay resultados satisfactorios se tomarán otras medidas.