El alcalde de Artà, Bartomeu Gili, en los juzgados. | Assumpta Bassa

El juzgado de instrucción número 3 de Manacor ha archivado la causa abierta contra el alcalde de Artà, Bartomeu Gili, una psicóloga contratada por el Ajuntament y el jefe de policía, por presunta prevaricación y falsedad en documento público. La denuncia había sido interpuesta por dos policías a los que se había retirado las armas.

La juez considera que no ha habido delito y por ello ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa. Contra esta resolución cabe un recurso de reforma.

Noticias relacionadas

Los agentes habían interpuesto esta demanda al entender que se les había retirado de manera improcedente las armas. Además habían demandado al alcalde por presuntas amenazas a raíz de unas declaraciones en un programa de la radio local. Este caso también se ha archivado.

La imputación del alcalde se produjo un mes antes de las elecciones municipales por lo que Gili se sintió perjudicado al ser imputado en una causa penal. Este viernes hacía una valoración de la sentencia. «Me siento aliviado. No es que esté satisfecho porque me he visto envuelto en una situación desagradable tanto a nivel personal como político. La juez, según ha explicado mi abogado, ha realizado una argumentación muy motivada para archivar la causa».

El alcalde anunció también que «estamos estudiando la posibilidad de interponer una querella por denuncia falsa. Si hay una base jurídica lo lleváramos adelante porque hay ciertas aptitudes que no se pueden dejar pasar».