Las empresas adjudicatarias ya anunciaron hace dos semanas que no acabarían las obras. | A. Pol

6

Dragados-Coexa, las empresas que debían llevar a cabo la reforma del Teatre Principal de Inca, comunicaron este viernes al Ajuntament que el próximo lunes desmontarán la grúa torre «así como todas aquellas instalaciones provisionales que se encuentran habilitadas en estos momentos». Avanzan también que darán de baja los contadores provisionales de obra y que dejarán la instalación eléctrica tal como la encontraron.

Las empresas adjudicatarias de la rehabilitación se marchan. En este sentido, debe recordarse que Coexa y Dragados ya anunciaron hace dos semanas su intención de no acabar la reforma. El Ajuntament, por su parte, había abierto anteriormente expediente a las constructoras con el propósito de resolver el contrato.

Por otro lado, el nuevo equipo político del Consistorio (PSOE, MÉS, PI e Independents) se reunió con los técnicos municipales implicados en la reforma y con la dirección facultativa de las obras para analizar en profundidad la situación en que se hallan (lo construido, lo que está pagado, lo pendiente, los modificados del proyecto original, etcétera), según explicó Biel Frontera, regidor de Urbanismo.

Noticias relacionadas