Los restos de Joan Gual, Jaume Gual y Miquel Salom presidieron el acto organizado por la asociación Memòria de Mallorca. | Maria Nadal

8

Jaume Gual, Joan Gual y Miquel Salom ya descansan en su pueblo natal, Maria de la Salut, 79 años después de su muerte. El cementerio de la localidad acogió un sencillo y sentido acto de entrega a sus familiares de los restos de los tres vecinos de Maria que fueron asesinados durante la represión franquista por sus ideales republicanos.

Más de 200 personas asistieron al acto con el que «se hace justicia», según palabras de la presidenta de Memòria de Mallorca, Maria Antònia Oliver, asociación que coordinó todo el proceso de recuperación de los restos encontrados en una fosa común del cementerio de Sant Joan hace un año, gracias al apoyo y colaboración del Ajuntament de Sant Joan, presidido por la alcaldesa Catalina Gayà, y al Ajuntament de Maria, con Antoni Mulet al frente.

Tras los parlamentos de ambos alcaldes, fue el turno de los familiares de las tres víctimas, que no pararon de agradecer el esfuerzo de todas las personas implicadas en el proceso y que han conseguido que los tres ‘mariandos’ sean los primeros asesinados recuperados. Quizás el testimonio más emotivo fue el de la hija de Miquel Salom, Margalida Salom, que aseguró que «recuerdo como si fuera ayer el día en que se llevaron a mi padre. Eran vecinos del pueblo y yo tenía ocho años».

Noticias relacionadas

Tras el acto público, los familiares procedieron al entierro de los restos de Jaume Gual, Joan Gual y Miquel Salom de manera más íntima en las respectivas tumbas del cementerio de Maria de la Salut.