Previous Next
11

Semana tras semana los mayores de los pueblos de Mallorca hacen memoria para mantenerse jóvenes. Enmarcado en el programa del fomento de la autonomía de los mayores del IMAS, del Consell de Mallorca, 54 grupos de personas de la tercera edad han compartido sus experiencias con centenares de jóvenes de escuelas e institutos de toda la Isla.

El programa de experiencia intergeneracional se puso en marcha el año pasado como prueba piloto en Ariany. Y, tras su éxito tanto entre los abuelos como entre los niños, este curso han sido el resto de municipios de Mallorca los que han apostado por este intercambio de conocimientos entre los escolares y los mayores.

En el caso de Montuïri, los padrins volvieron este viernes, por unas horas, a su escuela. Y es que el centro educativo Joan Mas i Verd, inaugurado en tiempos de la República, fue para la mayoría de los actuales mayores del pueblo el primer contacto que tuvieron con la enseñanza.

Sentados en los pupitres, cada persona mayor tenía a su lado un alumno de quinto de Primaria para entablar conversación y conocerse. El nombre, su plato favorito, la ubicación de su casa en el pueblo u otras curiosidades y preguntas fueron las que se realizaron mutuamente para después, en voz alta, poder presentar ante toda la clase a su compañero de pupitre.