Farib Azougagh, integrante de la candidatura del PSOE en sa Pobla. | T. Ayuga

61

El empresario Farib Azougagh Bou Hjira (Nador, Marruecos, 1981) ha aceptado presentarse como número 15 en la lista de sa Pobla del PSIB -PSOE. Es el primero en Mallorca en dar este paso. Es independiente. Lo hace «por la igualdad y los valores socialistas». Tiene nacionalidad española y es constructor de obras públicas.

—¿Por qué entra en política, aunque sea en un puesto sin posibilidades de salir elegido?
—Creo en una sociedad que dé oportunidades y que apueste por la integración. Pienso que el PSIB está por la labor. En eso trabajaré donde me necesiten.

—¿Cómo ha ido su proceso de integración?
—Lo he logrado. Vine en los noventa. He trabajado en un locutorio, en una carnicería y también en la construcción. Colaboré en las obras del Born de Palma. Hace unos años fundé mi propia empresa. Conseguimos contratos públicos, como el alcantarillado de Son Cotoner, o en diferentes pueblos, también en Menorca.

—¿Tiene empleados españoles de origen?
—Sí, varios. También marroquíes, malinenses, búlgaros y algún uruguayo. Somos un equipo de 35 trabajadores, de experiencias diferentes.

—¿Cuántos marroquíes hay en sa Pobla?
—Unos 1.500. Con la crisis se han ido algunos. Pero tenemos muchos hijos. Más de un 20 % de los escolares de sa Pobla tienen raíces en el Magreb.

—¿Cuántos hijos tiene?
—Cinco. Tienen entre diez y un año. Todos aprenden catalán y se integran. Para nosotros tener hijos es una misión en la vida, le da sentido a la existencia.

—¿Es musulmán?
—Sí, por supuesto. Pero no creo en fanatismos. Me gustan las sociedades abiertas, tolerantes y libres. Aquí el nivel democrático es muy alto, superior a Marruecos.

—¿Es racista la sociedad mallorquina?
—No. Es un pueblo que cree en el trabajo y en las oportunidades. No me siento aislado. Me gustan los valores mallorquines.

—¿Como ve el futuro de la comunidad marroquí?
—Vendrá un día en que tendrá diputados en el Parlament balear, perfectamente integrados y en defensa del interés general. Es inevitable, somos ciudadanos como los demás, ni mejores ni peores.

—Més tuvo problemas en sus primarias por la inscripción de un subsahariano por parte de Esquerra. ¿qué piensa?
—No me meto en las contradicciones de otras organizaciones. Estoy con el PSIB porque tiene superadas estas cosas.