Sencelles celebró este viernes, de nuevo, la fiesta de la Beata Francinaina.

Así, sobre las once de la mañana, los participantes, menos que en años anteriores a causa de la lluvia, se concentraron alrededor de Can Bril para comenzar la procesión. La marcha acabó con el pregón y la ofrenda floral a los pies de la estatua de ‘sa Tia Xiroia’.

A las 20.00 tendrá una misa solemne en honor a la beata Francinaina Cirer, presidida por Antoni Cañelles.