Imagen de la playa de Palmanova, declarada zona turística madura. | M. Joy

14

El Ajuntament de Calvià da luz verde a los planes de reconversión integral (PRI) de las zonas turísticas maduras del municipio: Santa Ponça, Peguera y Palmanova-Magaluf.


Desde la Regiduría de Turismo del Consistorio presidido por el alcalde Manuel Onieva (PP), se ha empezado a trabajar en el desarrollo de los PRI con la finalidad de dar continuidad a las inversiones, públicas y privadas, ejecutadas durante la presente legislatura en los polos vacacionales del término.

La teniente de alcalde de Turismo, Eugenia Frau (PP), anuncia que se van a iniciar toda una serie de reuniones y convocatorias con diferentes sectores de cada una de las zonas maduras, así como con asociaciones vecinales, con la finalidad de «recabar las máximas necesidades e intenciones turísticas, sociales, económicas o urbanísticas».