El todavía alcalde de Andratx, Llorenç Suau, posa frente a una barca en el Port. | Michel's

16

Una imputación judicial derivada de la concesión de la licencia del aparcamiento de Sant Elm –anterior al inicio de su mandato al frente del Ajuntament d’Andratx– ha impedido al alcalde Llorenç Suau (PP) presentarse a la reelección en los próximos comicios municipales.

Llorenç Suau acepta con deportividad los efectos políticos que ésta ha desencadenado, pese a que, según asegura, «no esté siquiera imputado, ya que el juez y el fiscal archivaron inicialmente el caso y fue a instancias del denunciante que tuve que ir a declarar en calidad de querellado».

No obstante, Suau apoya «totalmente» la postura del PP referente a la implicación de sus cargos y candidatos en procesos judiciales. «Es por ello que doy un paso atrás para que, en ningún momento, pueda perjudicar ni al partido ni a mi municipio. Cualquier ciudadano que quiera estar en política tiene que ser, parecer y demostrar que es honrado, de lo contrario nadie va a creer en nosotros».

En lo tocante al descrédito de la clase política, el alcalde sostiene que, «aunque son una minoría los políticos que lo han hecho mal, todos hemos perdido la presunción de inocencia. Una presunción de inocencia a la que tienen derecho todos los ciudadanos, pero nosotros no, nosotros somos culpables hasta que se demuestre lo contrario», señala Llorenç Suau.