El Ajuntament de Pollença se reunirá con todos los sectores para tratar de reducir los residuos que se generan.

El Ajuntament de Pollença quiere abrir un proceso de participación ciudadana para diseñar el nuevo Plan Director de Residuos del municipio. Para ello organizará encuentros con comerciantes, propietarios y directores de hoteles, propietarios de suelo rústico y viviendas de vacaciones, así como con la ciudadanía en general y los técnicos municipales , para que puedan realizar aportaciones concretas.

Los encuentros, que se llevarán a cabo por sectores tanto en Pollença como en el núcleo del Port, comenzarán el próximo lunes 9 de febrero con los comerciantes de Pollença y Cala Sant Vicens y se cerrarán el 5 de marzo con la reunión con los técnicos municipales. El Ayuntamiento realizó el pasado 18 de diciembre una reunión informativa abierta al público en el transcurso de la cual presentó un documento de pre-diagnóstico. De este primer encuentro surgió un primer balance que recoge tanto los puntos fuertes como los débiles que presenta el actual servicio y ahora se trabajará sobre ellos con las entidades y la ciudadanía. El Ayuntamiento ha contratado a la empresa Gram para llevar a cabo el proceso.

Colaboración ciudadana

«Somos conscientes de que para avanzar necesitamos la implicación de la gente», apunta el alcalde de Pollença, Bartomeu Cifre, durante la presentación del documento de pre diagnóstico ante representantes de los partidos políticos con representación municipal.

En el documento de pre diagnóstico hay diferentes escenarios previstos. De cara al año 2020 en función de la implicación de la ciudadanía y de las medidas que se adopten, el Ajuntament, y por tanto los vecinos, puede pasar de pagar 1,6 millones de euros más de los costes actuales, o dejar de pagar, es decir, ingresar 3,6 millones de euros. «Del futuro de este Plan dependen 5 millones de euros de los presupuestos municipales, entre los años 2015-2020, y es por eso que es tan importante implicar a la ciudadanía», recalcó Cifre.