Momento de la sesión plenaria celebrada este viernes en Inca. | Maria Nadal

3

Los grupos de la oposición de Inca (PSOE, Independents y Més) cargaron duramente este viernes contra el convenio que está previsto que se firme entre el Ajuntament y Serveis Ferroviaris de Mallorca por la cesión de espacios municipales a la empresa que depende del Govern por un periodo de 50 años.

Mientras que PSOE e Independents instaron al equipo de gobierno (PP) a dejar el acuerdo sobre la mesa, «porque no cuenta con informes técnicos», el edil de MÉS Andreu Caballero fue más contundente e instó al equipo de gobierno a hacer cumplir los dos convenios anteriores. «Con este nuevo acuerdo solo se beneficia a SFM», según palabras de Caballero, que aprovechó para indicar que «el Ajuntament no puede firmar ningún acuerdo con esta empresa pública hasta que no se abra el acceso al tren desde Crist Rei».

El convenio contempla la cesión del almacén a SFM para que se puedan instalar las máquinas expendedoras de billetes, mientras que el aparcamiento de la plaza Antoni Mateu (cerrado desde 2011) pasará a ser gestionado por el Ajuntament, aunque se cederán, de manera gratuita, 12 plazas de aparcamiento a SFM. En el convenio se especifica que el mantenimiento de la zona irá a cargo del Consistorio.

Aunque el portavoz de Independents, Àngel Garcia, propuso que la cesión de las instalaciones se redujera a cinco años y que los gastos de mantenimiento de la zona se repartieran entre SFM y el Ajuntament, el PP desestimó estas enmiendas y aprobó el convenio en solitario.