Con el riego se protegen las plantas de las bajas temperaturas | Miquel Serra

1

Los productores de patata de sa Pobla afrontan la semana más dura de la campaña de la patata de exportación, meteorológicamente hablando, hasta el momento.

La previsión de bajas temperaturas (inferiores a cero grados) a partir del miércoles ha provocado que los payeses estén en alerta y se preparen para proteger las plantas de las fuertes heladas que se esperan.

Durante la actual campaña, los agricultores solo han tenido que poner en marcha el sistema de riego en dos ocasiones y la última fue durante la madrugada del domingo, cuando se regó desde las tres de la madrugada hasta las 8.30 horas, aunque la helada se controló.

Por precaución, cuando los termómetros marcan los cero grados o menos, se pone en marcha el sistema de riego. El agua forma una película de hielo en las hojas de las patateras que las protegen de las heladas y evitan que se quemen las plantas.