Marratxí aprueba este viernes unos presupuestos de 37,6 millones para 2015

| Marratxí |

Valorar:
preload
Vista de la fachada de Sa Garrovera en es Pont d'Inca.

Vista de la fachada de Sa Garrovera en es Pont d'Inca.

18-12-2014

El Ajuntament de Marratxí aprobará este viernes los presupuestos municipales para 2015, que están cifrados en 37,6 millones de euros, 1'2 millones de euros menos que este año (un 3%).

La corporación ha anunciado que priorizará las políticas sociales y de fomento del empleo así como las inversiones, la adquisición de patrimonio y el mantenimiento de la vía pública.

Tal y como ha señalado el Consistorio en un comunicado, todos los proyectos se ejecutarán con recursos propios.

Al respecto, el alcalde, Tomeu Oliver, ha subrayado que durante este año la Institución ha reducido la deuda en dos millones de euros, mientras que en 2015 disminuirá en dos millones más. «Hemos conseguido una mejora de las condiciones económicas que nos permitirá ahorrar 315.000 euros en intereses en 2015 y más de 1'2 millones de euros hasta 2022», ha remarcado.

Oliver ha indicado también que las cuentas de 2015 «confirman y consolidan la sostenibilidad económica y financiera de las cuentas municipales».

La reducción del presupuesto del próximo año se debe principalmente al descenso de los ingresos, motivado por la aplicación de diversas medidas de ahorro para los ciudadanos y empresas. La recaudación del IBI se reducirá en 500.000 euros por la revisión catastral y por la rebaja del tipo impositivo que se empezarán a aplicar en 2015.

Además, las bonificaciones de las tasas de recogida de basuras y de terrazas y ocupación de la vía pública supondrán dejar de ingresar 280.000 euros. Las principales fuentes de financiación municipal serán los impuestos directos, la participación en los tributos del Estado y la venta de solares.

Inversiones

El presupuesto de 2015 del Ajuntament prevé incrementar el patrimonio municipal con la adquisición de Sa Garrovera (Es Pont d'Inca), que se destinaría a un uso social y cultural, y la ollería Can Palou (Pòrtol), que se convertiría en un centre de interpretació del fang.

El equipo de gobierno ha dado pasos en esta legislatura para conseguir que el antiguo edificio de Industrias agrícolas de Mallorca tenga un uso público tras haber quedado sin uso. El inmueble, situado en la avenida de Antoni Maura del Pont d'Inca, se rehabilitaría para dotarlo de un carácter social y cultural.

Los edificios y el solar de Industrias agrícolas de Mallorca, conocidos popularmente como Sa Garrovera, ocupan una superficie de unos 5.500 metros cuadrados y figuran en las Normas Subsidiarias del municipio de 1999 como suelo para hacer equipamientos. Para transformar esta infraestructura en un centro cívico se aprovecharía alguna de las líneas de ayudas para la rehabilitación de edificios de que disponen el Govern y el Consell de Mallorca.

Asimismo, añade el Consistorio en su nota, en el marco del 'Plan de reactivación turística y comercial' del municipio, se ha previsto la creación de un centro de interpretación del barro con la compra y posterior reconversión de la antigua ollería Can Palou, ubicada en la calle de sa Bassa de Pòrtol, que estuvo en activo hasta 1956.

El capítulo de inversiones también incluye una partida destinada a la mejora y el mantenimiento de la vía pública y los equipamientos municipales, como las actuaciones de asfaltado de calles o la ampliación del local social des Figueral.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.